6 sept. 2012

LUCERA



Pluchea sagittalis



Sinónimos: Gnaphalium suaveolens, Epaltes brasiliensis

Nombres populares:

lucera, lucerito, quitoc, cuatro cantos (su tallo presenta 4 alas), yacaré caá, nasherék Ittá (padre del tabaco en toba), uové (yuyo), Uashit’hó lok, que suena como guasito lok (collar de mangangá). En Brasil se la conoce como madre cravo (en referencia a la forma de sus botones florales), árnica y tabacarana.

El nombre Pluchea se otorgó en homenaje al naturalista francés Noël Antoine Pluche.

Se encuentra en suelos húmedos, pajonales, cerca de ríos o arroyos, es a veces maleza en cultivos de arroz.

Es nativa de Latinoamérica, muy usada en argentina, en forma de extractos acuosos para aperitivos sin alcohol y para agregarla al mate (Martino V, 1984).
En nuestro país está distribuye en las zonas (centro-norte), Paraguay, Uruguay, sur de Brasil y Bolivia.

Composición química:

Del aceite esencial extraído de las hojas: 0,26 a 0,47% de olor alcanforado con d-canfeno, p-cimeno, d-alcanfor y un porcentaje elevado de sesquiterpenos.(alfa-pineno, beta-pineno)
Actualmente el aceite esencial y los extractos, se obtienen a partir de ejemplares silvestres en campos abandonados, pajonales y debido a las prácticas inadecuadas de recolección, y por lo tanto disminuye la población año tras año de estos ejemplares, por lo que se ha estudiado su composición, variándose y mejorándose la misma,  con cultivos estandarizados (Elder H, programa de Plantas Aromáticas y Medicinales.UNL)

CULTIVO:
Se reproduce a partir de semillas. Se desarrolla y crece mejor en suelos profundos, muy húmedos.

USOS:
Se usa como carminativo: para disminuir cólicos y gases, 2 tazas de infusión o 20 gotas de tintura 2 veces al día.

Contra la histeria, para baños como estimulante aromático, tónico amargo para enfermedades estomacales y hepáticas, (Burger M, 2000).
Para dolores de estómago, náuseas, vómitos. Como infusión 1 taza luego de cada comida.

Empacho y “frío al estómago” (Scarpa G, 2002).


Para facilitar la acción del intestino, del hígado, como digestivo y contra las indigestiones o empachos en general,  suele emplearse sola o mezclada con paico (Chenopodium ambrosioides) o con burrito (Aloysia polystachya); 3 tazas al día, en infusión. (Burger M, 2000).

Como hepático: 20 gotas de tintura disuelta en agua, 3 veces al día.


Colerético y colagogo: Dada la solubilidad en agua caliente de los ácidos cafeoilquínicos contenidos en las partes aéreas de la planta, su uso estaría justificado, en infusiones de la misma.

Para los cólicos intestinales, se toma frecuentemente la infusión preparada con el agregado de rosa mosqueta (Rosa banksiae).


Protector gástrico (Figueredo S, 2011).

 Laxante: cocimiento de trozos de tallos junto con pétalos de  rosa blanca (Rosa chinensis).


Antirreumática, para el reuma: algunas curanderas recomiendan mezclarla con hojas de malva (Malva parvifolia) y granos de eneldo (Anethum graveolens).


Antiinflamatoria (Pérez-García F 1996).

Antioxidante (Pérez-García F 1996).

Sedante suave.


PREPARACIONES:

Preparación de una infusión:

Agregar un puñadito de lucera en un recipiente que contieneel equivalente a una taza de agua hervida, 30 g/litro de agua.

Dejar en reposo tapado 5 minutos. Colar y beber.


Preparación de la tintura:

Colocar en un frasco de vidrio 200 g. de hojas secas y agregar un litro de alcohol de 70º.


Dejar en reposo 10 días agitando diariamente.
Colar en un paño limpio y conservar en un frasco cerrado en un lugar protegido de la luz.

(Todas las preparaciones aquí relatadas deben ser prescriptas por su médico, y un seguimiento por parte de su farmacéutico elaborador; la automedicación genera riesgos para su salud, las fórmulas con contenido alcohólico no deben ser usadas por niños menores a 2 años, ni pacientes en tratamiento por deshabituación alcohólica).


Preparación del vino:
Colocar en una botella:

20 g de yerba lucera,
20 g de manzanilla,
20 g de sauco,
20 g de marcela
30 g de centaurea, agregar un litro de buen vino blanco.

Dejar macerar durante 30 días. Filtrar y agregar 100 g. de almíbar liviano.

Precauciones:
No debe excederse su uso ni tampoco su dosis. No se recomienda hacer cocimiento (o sea no hervirlo).

Uso externo:

En cataplasma, se usa la hoja para cefaleas. Los Tobas utilizaban la decocción de la planta para lavar forúnculos y granos, y la raíz como “remedio fresco”.

Cuando hace calor, se colocan hojas sobre la cabeza debajo del sombrero, como refrescante y para dolores de cabeza (Pensiero J).

Figura en el listado como Especie Botánica de Origen Regional (MERCOSUR/XXI SGT nº/P.Res.nº…/05).
Otros usos:
En la provincia de Entre Ríos, además de la infusión tradicional, se elabora un aperitivo muy conocido en cuya composición se encuentra esta hierba.

Se trata de un ingrediente fundamental en las   fórmulas de bebidas espirituosas,
aperitivos,
 fernet y vermouth.

En Sudamérica la industria licorera se basa en unas pocas especies para elaborar los aperitivos denominados "amargos" (tanto alcohólicos como sin alcohol), especialmente a partir de las: Asteráceas, Pluchea sagittalis (Lam.) Cabrera, "lucera",  las "marcelas" (Achyrocline spp., Gnaphalium spp.) y,
"vira-viras" (Gnaphalium spp., Senecio spp.),
que a su vez tienen usos en medicina popular por su acción eupéptica (Vitto L, 2009).


“Aunque se desconoce exactamente cuándo nacieron, existen datos concretos de un vino saborizado a partir del ajenjo y el dictamnus, ancestro del vermouth, elaborado por Hipócrates en el 460 AC, que utilizaba para curar problemas digestivos y favorecer el apetito".

En la Edad Media, el vinum hippocraticum se encuentra en Europa del Norte.

Un Aperitivo tipo americano, es elaborado a partir de hierbas seleccionadas.


Un Fernet, también se elabora a base de hierbas pero su cuerpo es más fuerte, profundo y amargo, sabores típicos como todos los bitters.


El Vermouth, elaborado por varias empresas, sigue los lineamientos de la tradición italiana del siglo XIX. Para entrar en la categoría de esta bebida, debe contener un 75 % al menos de su volumen en vino.
Pudiendo utilizarse extractos de hierbas obtenidos por maceración y destilación, según sea cada fórmula.


Algunos de los infinitos ingredientes provistos por la madre tierra, usados para las bebidas enumeradas, son y han sido:
especias, hongos y hierbas como,

 manzanilla, salvia, mentas (varias), laurel, naranja, ajenjo, coca (hojas), remolacha, azafrán, ruibarbo, mirra, áloe, además de caramelo.

“El espirituoso brebaje entrerriano

que sació el gusto de gauchos e


inmigrantes”..

“Con la Lusera,
 la bebida entrerriana que acompañó las jornadas de los gauchos en el más cerrado de los campos,
 en las más oscuras de las noches”..
“ El Lusera sabe a campo: amargo pero entrañable en la garganta de los paisanos más rústicos”..

Fue la bebida que no faltó en ningún boliche de campo, en ninguna pulpería. De color marrón y sabor amargo, era de la preferencia de todos los gauchos y los sectores populares de la ciudad. Los inmigrantes se adaptaron a su sabor, que sintetizaba en su fórmula la esencia del campo entrerriano.


 El aperitivo Lusera se fabricó desde 1913 en Concepción del Uruguay, hasta su desaparición total en la década del 90.

 El inventor: un inmigrante yugoslavo que arribó a Entre Ríos en 1871. “Frente a una pequeña mesa, sirvió un poco de Lusera, la bebida tradicional de Entre Ríos”, escribió Atahualpa Yupanqui.
BIEN ENTRERRIANA!. Según el rastreo que hicieron algunos historiadores locales, el aperitivo Lusera fue inventado por un inmigrante yugoslavo llamado Nicolás Miloslavich que instaló una fábrica de licores en 1899, y que había llegado 28 años antes a Concepción del Uruguay.

Fue la bebida de esencia puramente entrerriana porque sus ingredientes eran extraídos del monte más representativo de la flora provincial. Tras varios intentos, Miloslavich logró hacer la bebida con yuyo de lucero o lusera (que en nombre científico es Pluchea Suaveolens), marcela, arazá, angélica, quinina, y centaura, entre otros productos naturales. Todo eso y algún secreto más conformaban una bebida de color marrón oscuro y sabor amargo que comenzó a comercializarse desde 1913.
En ningún bar de campo argentino, en ninguna pulpería faltó la botella lisa.






“El aperitivo estimula el apetito y tonifica el estómago”, rezaba la publicidad. Poco importaba a los parroquianos de los bares las bondades para la salud; Lusera simplemente saciaba el deseo de un trago fuerte y espirituoso. Se disputaba la primacía con la “giniebra” Llave, como le dicen aún en el campo.
En un trabajo que publica el historiador Rubén Bourlot en su blog “La solapa entrerriana”, aporta los nombres de vecinos de Concepción del Uruguay que confluyeron en torno al emprendimiento.
“El aperitivo –escribió– se fabricaba en Concepción del Uruguay desde 1913, en base a la maceración y destilación de la hierba llamada lucera o yerba del lucero y otras veinte especies de la flora entrerriana. La empresa Lusera SA nació ese año constituida por vecinos de la ciudad, entre los que se contaban Francisco Tavella, Nicolás y Rodolfo Miloslavich, Pedro y Ambrosio Artusi, Antonio Canavessi, Pedro Barral, Juan Puchulu, Carlos Kirchner, Eduardo Tibiletti y Luis Grianta”. Todos apellidos muy arraigados a la histórica ciudad.



 Los vecinos mayores todavía hablan del lugar como “la fábrica Lusera”, a cuyas enormes instalaciones ingresaban las vías del ferrocarril. Se trata de un bellísimo edificio de arquitectura industrial inglesa de finales del siglo XIX, que albergó enormes máquinas de su tiempo, que sirvieron también para la fabricación de hielo.
Cuatro años más tarde de su lanzamiento, 1917, Lusera conseguía la Medalla de Oro en la Exposición Internacional de Milán. El primer reconocimiento de muchos otros que vendrían con los años: en Sevilla, Rosario, Buenos Aires, historió para el diario “La Calle” Andrés René Rousseaux.



Frente a una pequeña mesa, sirvió un poco de Lusera, la bebida tradicional de Entre Ríos,





y lentamente me conversó sobre los campos, la lluvia, los callados ríos que apuñalaban la selva entrerriana”.


“Un viejo aviso de publicidad publicado en los diarios porteños de 1920, bajo el título “Salud, fuerza y vigor”, promocionaba al aperitivo Lusera, “compuesto exclusivamente de plantas, cuyas buenas propiedades tónicas y digestivas están comprobadas en todos los desarreglos que producen una mala digestión”. “No contiene ninguna droga”, aclaraba el aviso, firmado por Sociedad Anónima Lusera, compañía limitada de Concepción del Uruguay.


Entre las muchas cosas que mató la década de 1990, se cuenta el aperitivo Lusera y su imitación, Marcela, también entrerriano. El sabor de la selva montielera ya no se halla en las botellas.”
Jorge Riani


De color marrón con tintes grises, la especialidad de la casa Bard no tiene el espesor tradicional de los aperitivos sino que es bastante más traslucido. El aroma se entremezcla con varios aromas herbáceos que hasta recuerdan a los té que se sirven después de la comida como digestivos. La fuerte presencia de aromas alcohólicos nos da la pauta de un producto completamente artesanal pero luego de unos minutos se pierde y reinan los sabores botánicos con una pequeña presencia de azúcar en el aroma. Si, como cuando se nos pasa la cantidad en un té.
La potencia alcohólica es regular con unos generosos 18% volúmenes por litro que permite que sea versátil a la hora de las mezclas. De todas maneras recomendamos no mezclarlo con otros alcoholes porque puede perder presencia ya que en boca es bastante sutil.
En el paladar se comporta bastante dulce y el amargor es casi imperceptible de modo que es una opción más que viable combinarlo con hielo y soda.


BIBLIOGRAFÍA:

Bucciarelli A, Hansen P, Cambi V. “Estudio morfoanatómico y micrográfico de Pluchea..empleada en medicina tradicional argentina”
Revista Internacional de Botánica experimental. 2006.

Burger M, Baldisserotto B, Teixeira E, Soares J. “Action of the extracts of Pluchea sagittalis on the absorptive characteristics of the gastrointestinal tract”. Braz. arch. biol. technol. vol.43 no.1 Curitiba 2000.

Figueredo SM, do Nascimento FP, Freitas CS, Baggio CH, Soldi C, Pizzolatti MG, de Ibarrola Mdel C, de Arrua RL, Santos AR.“Antinociceptive and gastroprotective actions of ethanolic extract from Pluchea sagittalis (Lam.) Cabrera”. J Ethnopharmaco.2011 Jun 1;135(3):603-9.

Martino v, Ferraro g, debenedetti S, Coussio J. “Compuestos Polifenólicos aislados de pluchea sagittalis (Compuestas)”. Acta Farm. Bonaerense · (2):141-6 (1984).

Pérez-García F, Marín E, Cañigueral S, Adzet T. “Anti-inflammatory action of Pluchea sagittalis: involvement of an antioxidant mechanism.” Life Sci. 1996;59(24):2033-40.

Pensiero J, Muñoz J, Martinez V. Proyecto Bosques Nativos y Áreas Protegidas. “Alternativas de sustentabilidad del bosque nativo del Espinal”.

Riani J. Periodista de  “El Diario” de la ciudad de Paraná, actualmente edita y dirige “Cronista  Digital”.

Scarpa G. “Plantas empleadas contra trastornos digestivos en la medicina tradicional criolla del chaco noroccidental”.



Vitto L, Petenatti E. ”Asteráceas de importancia económica y ambiental. Primera parte.


Sinopsis morfológica y taxonómica, importancia ecológica y plantas de interés industrial”. Multequina vol.18 nº2. Mendoza jul/dic.2009





(Nota resumida publicada en la revista "El Federal, la Argentina que queremos", del 23/08/2012 nº 433).




 
AGRADEZCO LA COLABORACIÓN DE OTRA COLEGA PROFESIONAL DE LA SALUD (ODONTÓLOGA), MI AMIGA PAOLA MARIANA RODRIGUEZ, POR LAS FOTOS DE LAS PLANTAS QUE APARECEN EN CADA EDICIÓN DE LA REVISTA "El Federal", QUE DEBEN REUNIR CARACTERÍSTICAS ESPECIALES PARA SER TRABAJADAS EN LA GRÁFICA, TAREA ADECUADA PARA ELLA, POR SER ADEMÁS, ESPECIALISTA EN FOTOGRAFÍA, GRACIAS PAO!!!!!!




..."lucerito del alba"...


5 comentarios:

  1. Excelente, te felicito. Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Gracias Luiss por tus palabras y por leer el informe, un gusto saludarte.

      Eliminar
  2. muy buena la nota, soy un fiel consumidor de yerba lucero, la conocí en el chaco en el terere de un albañil. de ahi me aprendí su morfología y la busco donde voy.
    no tenia idea de su historia como bebida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que linda tu historia,
      tu encuentro con el tereré mágico
      y tu búsqueda.

      Gracias David, abrazo!

      Eliminar