3 oct. 2013

MELISA



Melisa officinalis


...Para aliviar las molestias del corazón y del alma,
por la sensación de bienestar que produce su bello aroma,

con notas de limón y una brisa de menta...


Fueron carmelitas francesas las que crearon la tradicional fórmula del “agua de Toronjil”, para dormir bien.
El toronjil se cultiva desde los tiempos de la Grecia antigua y era muy común en los monasterios.

Conocida como: Toronjil, toronjil pa’la pena, toronjil de olor, Lemon balm.

Su nombre viene del griego melissophyllo (hoja de abeja), por su fragante aroma que atrae a los polinizadores.


Parte usada: las hojas, las sumidades floridas.


Composición química: aceite esencial (0.3%), rico en aldehídos (citral, citronelal), terpenos (pineno y limoneno), alcoholes (geraniol y linalol); taninos catéquicos; ácidos fenólicos; clorogénico, cafeico; principio amargo; mucílagos urónicos, flavonoides.


Usos:


Aperitivo
Antiespasmódico
Antiséptico
Antiviral, antiherpes (usado en cremas para el herpes oral y genital, e infusiones para lavados).
Ansiedad, insomnio
Asma
Alzheimer (Kennedy D, 2002)

Colerético


Balsámico


Cicatrizante

Digestivo, antiulceroso (Sanchez Govín E, 2010)


Carminativo

Mejora la memoria


Alteraciones del sueño

Ayuda a regularizar la menstruación

(baños de asiento)


Para estimular el apetito


Gastritis


Espasmos gastro-intestinales, síndrome de colon irritable (Alfredo J. Céspedes Valcárcel, 1995)

Meteorismo

Disquinesias hepatobiliares






Colecistitis


Diarreas

Hipertensión, taquicardia


Jaquecas


Dismenorreas


Heridas


Herpes simple


Sedante, tensión continua, agotamiento nervioso, irritabilidad, desasosiego
Contraindicaciones:


Hipotiroidismo (se ha descrito un efecto antitiroideo de los extractos de melisa).


Úlceras gastroduodenales


Hepatopatías


Epilepsia


Parkinson


Preparación del Agua de Melisa:


Macerar en 2 litros y medio de alcohol de 70 ° los siguientes ingredientes:


350 g de flores frescas de toronjil, 75 g de corteza de limón (sólo la parte amarilla: flavedo), 40 g de canela en rama, 40 g. de clavo, 40 g de nuez moscada, 20 g de cilandro o coriandro, 20 g. de raíz de angélica.


Al cabo de 4 días, se filtra por papel y se guarda en frasco bien tapado.


Tomar media cucharadita de café del agua, en una taza de agua caliente y dulcificada o bien 10 gotas vertidas en terrón de azúcar, que se debe disolver lentamente en la boca.


Uso interno:

-infusión: 1 cucharada de postre por taza, infundir 10 minutos y tomar 2 a 3 tazas al día.

Se puede asociar al llantén, anís, hinojo, regalíz, para formar parte de una tisana carminativa, ayuda a eliminar gases e inflamación de la panza.


-Extracto fluído (1:1): 30-50 gotas, 3 veces al día (1 gramo equivale a 5 gramos de planta seca).


-Extracto seco (5:1) 500 mg., 3 veces al día.

Se elaboran comprimidos combinando salvia, achillea, artemisa, indicado para irregularidades menstruales, dolores, reglas abundantes, síndrome premenstrual, premenopausia.

-Agua de Melisa (Agua del Carmen): 5-10 cc.1 a 3 veces al día.
Combina semillas de coriandro, manzanilla, naranja amarga, tilo, yerba luisa, canela, angélica, nuez moscada, hisopo, etc… indicada para nerviosismo, dolores espasmódicos.


-Jugo de la planta fresca: 2,5 ml, 1-3 veces al día.



-Aceite esencial: se obtiene de hojas y sumidades floridas.




-Vino medicinal: (para afecciones de intestino y estómago), macerar en un litro de vino blanco de buena calidad, durante 24 horas, 60 g. de sumidades floridas de Melisa. Filtrar y beber una copita después de las comidas. También es eficaz contra jaquecas en dosis de una copita cada 3 hs.


-tintura: 3 tomas al día de 20 a 40 gotas con un poco de agua o jugo de frutas.

Niños: a partir de 2-6 años: 3 x 5 a 10 gotas al día
6-12 años: 3 x 10 a 15 gotas al día


Uso externo:


-alcohol compuesto de Melisa:

como fricciones





-infusión: en forma de baños calientes, como relajante y antidismenorreico.


-compresas de la planta fresca: para paliar los síntomas de picaduras de insectos.


Aplicadas sobre los párpados calman el dolor e inflamación de los ojos.


-cocimiento: para lavar los ojos, párpados, en caso de lagrimeos.


-lavativas: para diarreas con sangre.


Manteniendo en la boca un poco de té caliente de melisa, se calma el dolor de muelas.


Una pomada hecha con un puñado de melisa machacado con una cucharadita de sal es buena para paperas.



-Cataplasma caliente, hervida en agua, aplicada sobre el vientre calma toda clase de dolores del estómago, intestino, vejiga y ovarios.


-Alcoholato: para el mal aliento, dejar en maceración 100 gramos de melisa en 800 gramos de aguardiente. Dejar 5 días y filtrar, hacer buches.


-Aceite esencial: como calmante, puede ser aplicado a continuación de una picadura de insectos o para masajes antirreumáticos. Refresca el cutis, vertiendo 2-3 gotas en el agua de lavado del rostro.
También se preparan compresas para piel grasa o con impurezas.

En caso de caspa, se añade 10 gotas al enjuague acondicionador de cabellos, dejando actuar 10 minutos y enjuagar.

En caso de herpes, diluír 2 gotas en media cucharadita de aceite de oliva con vinagre de miel, se topica varias veces al día.


Dioscórides recomienda las hojas bebidas con vino, en decocción o aplicadas en cataplasma contra las picaduras de escorpiones y tarántulas y las mordeduras de perro.

(Todas las preparaciones aquí relatadas deben ser prescriptas por su médico, y un seguimiento por parte de su farmacéutico elaborador; la automedicación genera riesgos para su salud, las fórmulas con contenido alcohólico no deben ser usadas por niños menores a 2 años, ni pacientes en tratamiento por deshabituación alcohólica).


Otros usos:


Para uso culinario, las mejores hojas son las recolectadas antes de la floración.


Se emplea para aderezar guisos, platos con pescado o pollo, y dar sabor de limón a jugos, ensaladas verdes o ensaladas de frutas, gelatina.
También en salsas de hierbas.


A falta de melisa, se reemplaza por verbena.


Se usa toda la planta:


-En la fabricación de licores,


forma parte del licor Benedictine y del Chartreuse.

-Elaboración de perfumes y aguas de colonia,


usado como nota de cabeza o de base.

-Aromaterapia, elaboración de potpourries,

se recolecta al final de la floración y también sirve las partes bajas de la planta.


Contraindicaciones del aceite esencial:

Hipotiroidismo. Salvo indicación expresa, no se prescribe aceite esencial por vía interna durante el embarazo, lactancia, ni a niños menores de 6 años o en pacientes con úlceras gastoduodenales, colitis ulcerosa y enfermedades neurológicas.


No aplicar tópicamente a niños menores de 6 años ni a personas con alergias respiratorias o hipersensibilidad conocida a éste u otros aceites esenciales.


No prescribir formas de dosificación con contenido alcohólico para administración oral a niños menores de 2 años ni a personas en proceso de deshabituación alcohólica.



Efectos secundarios:


El efecto sedante es precedido frecuentemente por un corto período de excitación.


La ingesta de 2 g de aceite esencial puede provocar somnolencia, bradicardia e hipotensión.

Cultivo:

Hay que considerar de tener el suelo, lugar definitivo, preparado para el implante a fin de no perder tiempo para su cultivo y evitar que se degrade el material de trasplante,

organizando bien las tareas con el personal listo y en las fechas adecuadas, es decir la logística.

Métodos de propagación:


Se multiplica por semillas (en el otoño o comienzos de la primavera) o por división de mata.


Para la siembra o plantación, es necesario que la semilla o el material de reproducción que elija, se obtenga de cultivos sanos y adaptados a la región donde se va a cultivar o implantar, y siempre partir de un material confiable, es decir que exista una confianza mutua y de ética entre productor y proveedor.


También hay que considerar lo que ocurre con esa parcela, después de seguir con el cultivo de melisa o conviene rotar con otra especie, ya que pueden comenzar a proliferar plagas, parásitos, enfermedades.


Se podría intentar dicha rotación con tomillo, o alguna aromática, como pool de cultivo.

Es prudente utilizar cercos vivos con aromáticas, albahaca, lavanda, que ejercen un poder protector de la enfermedades de esa parcela.


Las plantas jóvenes precisan bastante espacio para desarrollarse. Los plantíos obtenidos de semillas, se deben trasplantar, aplicando una separación de 0,40 mt. x 0,40 mt., entre cada uno.


Necesita un suelo con buen drenaje. A pleno sol, pero es también factible a media sombra.


Al segundo año, provee mayor rendimiento.


Los estaquilleros de toronjil empleando estacas de las yemas terminales de aproximadamente 10 cm y con 5 a 7 nudos se deben realizar entre noviembre y enero, donde se logran porcentajes superiores al 50 %.


Con estacas de 45 días de enraizamiento y trasplantando en el mes de enero, a canteros de un metro de ancho con 3 hileras de plantas separadas a 30 cm se podrán realizar 4 cortes del material vegetal durante su período vegetativo, el primero a los 2 meses del trasplante los restantes a intervalos mensuales y obtener un total de 30 t/ha entre las 4 cosechas.


Los mayores porcentajes del aceite esencial se encuentran en las cosechas que se realizan en los meses de junio y julio independientemente a la fecha de plantación o al número de cosecha, en tanto que el de aceite esencial oscila entre 0,3 a 0,5 %.




Trabajos mecánicos y químicos:


Mantener el cultivar libre de malezas es el impedimento más grande.


Al segundo año sale caro mantener esa parcela, es por ello que se recurre a herramientas químicas o mecánicas.


Se use o no las herramientas químicas, debo hacer tratamientos mecánicos, con escardillo para airear los surcos, por ejemplo, para superficies de 1 a 4 hectáreas, sirve, pero para superficies mayores precisamos tractores y aperos adecuados.

Fertilización:


Con fines de aumentar la producción, los requerimientos de cada planta serán distintos, así como la parte del vegetal que interesa cosechar, es decir, si interesan las partes floridas, será importante la inclusión de fósforo, si interesa también las hojas, se incorporá nitrógeno.


Para aceite esencial, la incorporación de nitrógeno, urea, nitratos... a fin del invierno, en primavera, cuando la planta lo va a utilizar, se incrementaría notablemente el porcentaje de aceite esencial, como ocurre en Matricaria, para con el chamazuleno.


Riego:


El agua debe cumplir con las exigencias sanitarias, además de ser segura para consumo y uso humano, tanto como para animales, sería importante verificarlo con análisis fisicoquímicos, para ver si es extremadamente salina, por ejemplo, o tiene metales pesados, como mercurio, plomo, arsénico o flúor, además de un análisis de patógenos, como Salmonella, o E.coli, que indicaría contaminación con heces.

Es decir la fuente de agua, ya sea que provenga de un molino o por bomba sumergible, debe estar asegurada para obtener calidad comercial. Si se puede demostrar todos éstos parámetros que hacen a la higiene y a las buenas prácticas agrícolas según la última resolución, seguro se va a agregarle valor al producto.


Cosecha:


Se puede recoger 2 a 3 veces al año, pero las de la primera cosecha son siempre mejores y las más abundantes.


Puede ser manual o mecánica, según la escala de producción.


El detalle es que la herramienta a usar produzca un corte neto, sin estrujar el material ni triturarlo.

Extracción de la esencia:


Permite ser extraído ya que es volátil, arrastrable con vapor de agua y no miscible con el agua.


Necesita un equipo básico que consista en un alambique, recipiente o retorta con fuente de calor por debajo, a gas o leña (lo que sea factible y más económico), y vapor de agua generado en otro lugar.




El destilador contiene el agua en el fondo, la cual se calienta por una fuente de calor que puede ser a gas o por leña, o mediante serpentina por el que circula vapor o también haciendo pasar vapores de agua a presión.


El destilado, compuesto por una mezcla de esencia y agua, se condensa por refrigeración y se recoge en un recipiente adecuado. Ésta suele ser un matraz florentino con un tubo de salida cerca de la base y otro cerca del borde.




El destilado se separa en 2 capas, eliminándose el aceite esencial por la tubuladura superior y el agua por la inferior, cuando la esencia es más liviana que el agua.

La capa acuosa saturada de esencia, puede volver al destilador, como en los casos de “agua de ..”







Secado:


Puede ser natural o artificial.


Todas las destilaciones son más rápidas cuando el material está seco.


Si está fresco, tiene las células turgentes, blandas y se tarda más; si la pared celular está deshidratada es más rápida.


También hay que observar el detalle del transporte del lugar de la cosecha al destilador, por más que sea cerca, si el material está extremadamente seco, ya que estuvo horas y horas, en diciembre a pleno sol, recogido sobre lonas o plásticos limpios (evitando la presencia de animales, ganado o mascotas=heces), al lado de los surcos donde fue cortado, al transportarlo se puede perder mucho material, ya que se tritura al manipularlo y perdemos carga.


Secado natural forzado:


Se puede lograr en invernáculo para aprovechar la energía del sol, y diseñado de manera tal que se genere una corriente de aire que entre por una ventana inferior, tome contacto con la alta temperatura que hay dentro del invernadero, se cargue de esa humedad flotante, ascienda y se libere por una ventana opuesta superior.






No es conveniente dejarlo 3 a 4 días, sin control de humedad, sin despalillar, pues pierde calidad comercial, pierde color, se puede oxidar u oscurecer (para herboristería).








Despalillado y tamizado:


Una vez deshidratado, lo que influye en la calidad final, es el despalillado y tamizado.


Organizaremos una máquina o un proceso que lo permita, para separar los palillos, que consiste en un cilindro con púas o también barras soldadas, para lograr una superficie rugosa, que gira en torno a su eje, con una polea accionada por motor.


Tapado el cilindro, queda una abertura que se determina según el producto, donde se coloca el material con ramas o palos, y que en la base tiene una chapa perforada o tipo parrilla, que lo golpea y va separando hoja de tallo, y se recoge en una bolsa o caja, y a ésta mercadería, hay que zarandearla, con una malla de alambre determinada, y ese material es lo que se vende.


Hay que regular el proceso del despalillado, ya que a altas velocidades de cilindro se produce fricción y por ende aumento de la temperatura, cosa que no es deseada pues provoca pérdida de principios activos.


También hay despalilladoras  neumáticas, donde se separan las partículas grandes de las chicas como polvillo, tierra, de tal manera que el material una vez golpeado por el cilindro, se desplaza a una sección donde se enfrenta a una corriente de aire tal que se separan las partículas según su peso.


De esta manera recolectamos las partes más valiosas que quedan en el medio.

Embalaje:

Debe ser embalado en contenedores limpios y secos, de un material que no afecte el producto y que lo proteja de la contaminación de cuerpos extraños, del ingreso o pérdida de humedad, siguiendo las normativas vigentes.

Para el mercado interno, se fracciona en bolsas de arpillera o propileno entretejido hasta 10-15 kilos.


Para exportar, se usa doble bolsa, polietileno y papel kraft.



Etiquetado:


Se debe etiquetar adecuadamente,

con el nombre del producto,

datos del productor y su establecimiento,
n° de lote,
peso,
país de origen,
localidad,
año de cosecha,
tratamientos si los tuvo, etc..




NOTA RESUMIDA PUBLICADA
EN LA REVISTA "EL  FEDERAL, LA ARGENTINA QUE QUEREMOS",   Nº 460 el 05/09/2013


Agradezco a todo su equipo, el permitirme incluir esta columna sobre plantas medicinales. En especial, quiero agradecer a su director Fabián Casas, quien me abrió las puertas, en medio de una mañana agitada de trabajo, y me dió la oportunidad de formar parte de esa gran familia,
así como también, al apoyo brindado en cada nota, de Douglas Mac Donald.  Un abrazo!! 


Andrea Beatriz Berardi Pindur 
Lic. en Cs. Farmacéuticas. MP 11.896
Maestría en Plantas Medicinales

Bibliografía:

Alfredo  Céspedes Valcárcel, José de la Paz Naranjo, Caridad Sebazco Pernas, María del C. Martínez Torres.


Efectos de la tintura de Melissa officinalis l. sobre íleon aislado y en modelo de diarreas


Rev Cubana Med Milit 1996;25(1)



Kennedy DO, Scholey AB, Tildesley NT, Perry EK, Wesnes KA. Modulation of mood and cognitive performance following acute administration of Melissa officinalis (lemon balm). Pharmacol Biochem Behav. 2002 Jul;72(4):953-64.


Sanchez Govín E, Fernandez M, Chavez Figueredo D, Sosa I, Pino J. Pharmacognosy characterization of Melissa officinalis L. (toronjil). Rev Cubana Plant Med v.15 n.4 Ciudad de la Habana oct.-dic. 2010



Kowalchik&Hylton. Rodale´s Ilustrated encyclopedia of Herbs.Edit. Rodale Press, Pennsylvania EEUU 1998. (pág 355-357)


Trease -Evans. Farmacognosia 13° edición. Nueva Editorial Interamericana. México 1991 (pág. 455)



Gudrun Dalla via. Manual práctico de Aromaterapia. Edit. Ibis.España 1994 (pág 155).




Alzugaray, Domingo. Plantas que curan. Vol.4. Edit.Tres Livros e fasciculos. Brasil 1984 (pág.475-476)




Manfred Leo. 7000 recetas botánicas a base de 1300 plantas medicinales americanas. Kier.Bs.As.Argentina.1986 (pág.548-549)




Fitoterapia. Vademecum de prescripción, 3°edición. Editorial Masson S.A. Colegio de farmacéuticos de Biskaia, Asoc. Española de médicos naturistas) pág.320.







4 comentarios:

  1. Gracias Andy por tus trabajos y dedicación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Silvia. Vos sabes bien el tiempo que lleva crear contenido, verdad?. pero lo hacemos con amor. Un besote y gracias por comunicarte.

      Eliminar
  2. Excelente información, muy completa y detallada. Además he leído que la Agencia Europea del Medicamento recomienda su uso tradicional para aliviar los síntomas de estrés mental y para facilitar el sueño, así como para los trastornos digestivos leves (como distensión abdominal y flatulencia).

    ResponderEliminar