30 dic. 2014

Paseando por el jardín

Aprovechando las tardes largas de nuestro pleno verano en Buenos Aires para el 30 de diciembre, la luz día nos permite recorrer el jardín tomando algo fresco, luego de una larga jornada calurosa.

Vaso en mano, me visita una pareja de picaflores. ¿Cómo les gusta las flores de la salvia morada?.




Florece y florece, casi sin cuidados aunque denota la falta de agua del momento por el que estamos pasando.

Pero esas pintas violetas, tan raras inflorescencias, dan una nota de color sofisticada.
No es habitual en los jardines de la zona los tonos azules, violáceos o alilados. Por el contrario, surge el amarillo en cada espacio



y el rosado de alguna Lagerstroemia (lagastronia) o hibisco o rosa china.



Así es como recuerdo, que el cantero que bordea la Magnolia grandiflora está allí desde que el árbol era pequeño. 
Y si, sigue la salvia.

Muchas son las salvias!!

Con razón la usaban siempre para todo, si siempre estaba allí.

Les quiero compartir una nota que elaboramos con mi amiga Patricia de Portal Jardín.
Un blog que me acompaña, una amiga que está siempre atenta y predispuesta para hablarme sobre la vida y las plantas.

Por eso hoy el viento suave nos junta y nos pone a conversar a pesar del gran Océano que nos separa.

Los invito a ver la nota 
Espero la disfruten y
Gracias!!!







4 comentarios:

  1. Qué lindo escribes! Qué cariñosa y qué fácil es quererte! Disfruta ese buen clima veraniego con esas cenitas en el jardín ¡Qué nostalgia! Aquí, con el frío, lo festejamos dentro de casita todos juntitos. Un beso enorme y que el nuevo año no te cambie!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con frío o calor, lo importante es la unión, la amistad, el cariño. Todo ello forma un combo inquebrantable y nos hará seguramente mejores personas. Muchos besos!

      Eliminar
  2. Hola Andy, feliz 2015 y gracias por tus regalos. El poeta Tomás Iriarte en el siglo XVIII escribe un poema que refleja el poco valor que se le daba a la salvia en Europa y la debilidad de los europeos por lo foráneo, en contraposición con sabidurías milenarias que priorizaban la salud... Aunque no se puede dejar de reconocer las propiedades mágicas del Té.

    EL TÉ Y A SALVIA
    El té, viniendo del imperio chino,
    se encontró con la salvia en el camino.
    Ella le dijo: - ¿Adónde vas, compadre?,
    - A Europa voy, comadre,
    donde sé que me compran a buen precio.
    Yo (respondió la salvia), voy a China,
    que allá con sumo aprecio,
    me reciben por gusto y medicina.
    En Europa me tratan de salvaje,
    y jamás he podido hacer fortuna.
    Anda con Dios. No perderás el viaje,
    pues no hay nación alguna
    que a todo lo extranjero
    no dé con gusto aplausos y dinero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial...acá del otro lado del mundo, se mira con admiración a las plantas "mágicas" provenientes de lugares remotos. Sin embrago en los yuyales, o algún cantero descuidado, está asomando algún ejemplar molesto, feo u oloroso que arrancamos con bronca, desprecio y por limpiar, y sin embargo puede traernos toda la salud del mundo con su magia.Gracias!

      Eliminar