5 ago. 2015

RUDA ...aún estás a tiempo


...Una fija en el rrioba...(del lunfardo: habitual en el barrio) todos los Agostos se estila "darle" a la tradición.
Una mirada hacia ambos lados de la calle pasando por el frente de cada casa vecina, una recorrida en la mañana hacia el trabajo me sorprende con una ventana abierta, y un mostrador improvisado en el umbral.

...Como todos los años convidando...me dice Irene


Y sí...Jorge las preparó el año pasado,le agregó: 
ruda macho, ajo, ajenjo, lo que hay!

Cualquier bebida sirve para la ocasión, 
..."hay que ahuyentarla"...


Andy, ¿querés tomarte una?

le digo: mejor paso después sino salimos en la tele, te imaginás atendiendo "tomada"...jaja

Si todavía no la probaste, aún estás a tiempo. 
Agosto asomó y con él muchos saludos de buena suerte y adentro...una copita de salud







Aquí puedes recordar la nota sobre los usos medicinales y gran potencial de la ruda que ya había publicado anteriormente. 

La infografía la hice para mostrarla en otras plataformas y para que sea de vista rápida. 
Si llegaste hasta aquí, eres fan de PlantasAtuSalud y por ende, eres mi fan...y yo te aprecio mucho!! 
Todavía, ¿no me diste tu me gusta?

Agradezco a la empresa Brandcrumb por confiar en el contenido de la página.

Fotos y texto: Andy Pindur

(La presente nota no pretende estimular la ingesta de bebidas alcohólicas, sino mostrar uno de los tantos usos populares de la ruda. Las bebidas o fórmulas con contenido alcohólico no deben ser usadas por niños, ni pacientes en tratamiento por deshabituación alcohólica)

Gentileza: Irene y Jorge (mis vecinos) y

4 comentarios:

  1. Querida Andy:

    Con esta nota sobre la ruda me has hecho acordar de mi abuela paterna que siempre tuvo en casa una mata de ruda porque ella también estaba convencida de las propiedades curativas de esta maravilla que nos recomiendas.
    Y, si, después de algunas cañitas pasa cualquier cosa y has un poema pareciera leerse en la botella: "labios carnosos dispuestos" y un vuelo de manos como de gaviotas se aventura por la geografía de un cuerpo, después, en la intimidad de la noche para bajar y subir por los peldaños del placer, descubrir colinas y la fragancia muy íntima de un oasis ardiente y a la vez húmedo, vibrante, ebrio de amor y después la calma y, otra cañita. Jajajaja, me has hecho inspirar.
    Querida amiga, te dejo un abrazo y un beso y que siga la tradición!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay!!! Señor...si que te he inspirado. Me alegra te guste la nota y que te ha traído dulces recuerdos de tu niñez. Pues bien espero ver pronto un post con éstas preciosas líneas en tu blog. Un gusto saludarte y que siga la poesía querido Gustavo

      Eliminar
  2. Hola Andy como estas querida amiga.Es muy lindo para mi descubrir tus publicaciones y disfrutar como lo hago en este momento de tus conocimientos que vuelcas con una redacion amena e interesante.Siento como si caminara a tu lado sin que te dieras cuenta y vaya descubriendo tu personalidad agradable y dispuesta con tus vecinos. Te comento que tanto mi abuela como mi madre tenian una planta de ruda, y decian que alejaba las malas ondas. Yo evitaba tocarlas porque al hacerlo despedian una aroma que no me agradaba mucho.Ahora con la gentileza de tus vecinos Irene y Jorge mas tu forma de presentacion siento muchos deseos de probar una y porque no dos copitas de caña. Un abrazo grande y mi deseo que estes bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querido Hugo, gracias por tan bonitas palabras. Antes, en los frentes de casi todas las casas, se podía observar la parejita de plantas de ruda en los umbrales. Hoy los terrenos se han achicado y si hay algún lugarcito para algo verde, la ruda no es la planta de elección, verdad?
      Debo confesar que nunca había probado la copita hasta el año pasado, cuando Irene me convidó y brindamos.
      Éste año aún no lo he hecho, sino las fotos que les saqué a las botellas prestadas me hubiesen salido desenfocadas, pero aún estamos a tiempo.
      Espero que te encuentres bien, muchas gracias por tu comentario.
      Abrazo.

      Eliminar