16 mar. 2014

Mostrador de farmacia 3 (Dolores)



Dolor,

dolores en todo el cuerpo, dolor de huesos, de columna, de piernas, de cervical, de cabeza, representan casos clásicos del día a día.


La gran mayoría de los pacientes que se acercan a la farmacia, tienen dolores. Por ello la venta de analgésicos y antiinflamatorios, supera ampliamente a otras patologías.

A veces, sino siempre, llevamos dolores en el alma, un asunto no resuelto, una situación incontrolable, una mujer golpeada y humillada a diario frente a sus hijos, un hombre sometido a los caprichos de una pareja insoportable. Unos hijos inmanejables. Un jefe que presiona más de los debido, un reloj que no perdona.

Y todas las afecciones nuevas y antiguas que según el clima, aparecen para quedarse.

Lo que mata es la humedad”, repiten muchas personas mayores.

 ....ay, voy a preguntarle a la "chica" de la farmacia, (por lo menos me dicen chica y no vieja....
“Señora, me duele la cabeza ,¿ que me puedo tomar?”.

 Luego de unas cuantas preguntas, para darme cuenta del origen de su afección, relato algunas posibilidades, y sigo preguntando, para que la paciente me guíe. Transcurridos unos 2 minutos, aproximadamente,.....

finalmente me dice, “deme tal cosa”, léase marca comercial (lo que vio en la tele, o lo que le dijo la vecina o prima).

Yo ya no discuto, solo asiento con la cabeza y le entrego el producto. No le interesa lo que le digo sobre como tomarlo. Ya escuchó demasiado y me doy cuenta que quiere irse rápido.

Todos quieren irse rápido. Me pregunto para qué me efectuó la pregunta….seguramente, me contesto,para hincharme la vena del cuello.

 Me doy cuenta que muchas personas no necesitan un profesional, solo alguien que le despache lo que, en definitiva, vinieron a buscar, y ya. Pero yo no aprendo, sigo allí, en vez de dejar mi puesto e irme a tomar un cafecito, o a hacer deporte. Ya van 27 años oficiales. Por ahí, todavía puedo aprender.

DOLOR, DOLORES DEL CUERPO

Existen numerosos analgésicos de venta libre y de venta bajo receta para aquellas patologías crónicas severas.

Para trabajar sobre una opción “más natural”, se aprovechan los extractos de plantas en formas de comprimidos, tintura, cremas locales, etc.

Las usadas con frecuencia, son:

Sauce, sin duda la precursora de la aspirina,

Brusco, trastornos venosos, edemas en extremidades,

Bayas de enebro, dolores reumáticos, várices,

fresno, para el reuma,

dulcamara, migrañas, retención de líquido,

orégano, dolor muscular y reumático,

verbena, antiinflamatoria, dolor de cabeza,

acoro, calmante,

árnica en dosis homeopáticas para uso interno, o concentrado para pomadas y cremas de uso tópico,


palo pichi, depurativa,

tusca, fuerte depurador.

calaguala,

caléndula, demulcente, antiinflamatoria,

menta, mejoradora de la fórmula,

y podríamos enumerar otras.

Las terapias alternativas, pueden ser incluidas en las fórmulas, ya que por sí solas o  acompañando a extractos vegetales, son excelentes.

Entre ellas podemos nombrar, Capim seda, cidreira, leucantha, love lies bleeding, rose mary, challice well, vervain, chaparral, etc.

Se acordará la fórmula de acuerdo al tipo de dolor y locación del mismo. El médico y terapeuta floral, establecerán la mezcla adecuada, y el farmacéutico la elaborará, y al dispensarla indicará la forma de uso.

Para lumbalgias, problemas cervicales, reuma, artritis y jaquecas, esta opción sirve para alternar con tanta medicación clásica, y afectará menos a nuestro sistema gastrointestinal.

Chau....dolor....


(Foto: gentileza de lacabezadolorida.blogspot)

Mostrador de farmacia 4 (Acidez)



ACIDEZ, GASTRITIS

Introducción:

He vivido la experiencia de estar detrás del mostrador de una farmacia, ya inclusive dentro del vientre de mi madre, farmacéutica de ley, que aconsejaba a todas las personas que se acercaban y adolecían de tantas cosas. Muchas veces, ella debía hacer de médico, ya que por ese entonces, no había otro profesional de la salud cerca.

No existía el servicio de emergencias, el envío a domicilio, un hospital a corta distancia, y las personas debían recorrer largas distancias generalmente a pie, (no había taxis ni tanto auto)  para acceder a un medicamento y otros servicios.

Hoy tenemos casi todo, al alcance de la mano, toda la información vertida en la red y a la que podemos acceder inmediatamente.

“Que me tomo para este dolor de panza”…. “Vamos a ver”… y compramos lo que nos vende la pantalla, la televisión, la radio.

Yo intento día a día, aconsejar y prevenir de la automedicación a las personas que se acercan a mi farmacia.

Desde algunos sectores del campo de la salud, me dicen…“pero mujer…ésto va en contra de los números”

En mi caso, establezco una relación de confianza con el paciente. Puede que esa primera consulta no deje dinerillos en el negocio, pero ese paciente me escucha, vuelve y eso es para siempre.

Hoy deseo contarte algunas de las consultas clásicas de la gente que siempre está con alguna molestia y quiere un poco de ayuda.

ACIDEZ, ESTALLIDO EN EL ESTÓMAGO


Sin duda, el flagelo que hoy nos acompaña es el estrés, las preocupaciones del que se “ocupa”, (el que vive de otros, no tiene mayores disgustos), el ritmo acelerado por cumplir todas las tareas asignadas del día, el trabajo o la falta del mismo, los problemas de alguna persona cercana, la economía familiar, las corridas con los niños, etc.